Empieza Va de Nenes

He querido escribir este blog contando mi experiencia de quedarme embarazada. Todo el proceso, desde que nos hacemos a la idea mi marido y yo hasta que me quedo embarazada y… bueno, poco a poco todo llegará.  En esta categoría de Pensamientos iré contando las cosas que pasan por mi cabeza en referencia a este tema, y en la categoría de Diario, iré contando cómo me encuentro físicamente y los cambios que mi cuerpo va experimentando.

Momento os voy poniendo en situación sobre mi perspectiva en relación a dicho tema.

Tengo 30 años y faltan unos seis meses para que cumpla los 31. No tengo ningún instinto maternal y nunca lo he tenido. Soy de las personas que piensan que todos los bebés son iguales y que  un niño se aplauda a sí mismo o se ría si le hacen una monería es lo más normal del mundo. Es normal que se sorprendan de cosas, se rían, lloren… Están aprendiendo, y eso lo hacen TODOS. He de confesar que los niños de 3 – 4 años me hacen más gracia, yo creo que es porque son más autosuficientes. Realmente, los bebés, como ya he dicho, para mí son todos iguales.
Sé que todo este pensamiento cambiará cuando tenga el mío. Bueno, a lo mejor todo el pensamiento no cambia, pero al menos sé que aunque ahora no me hagan mucha gracia los niños, el día de mañana será la personita que más quiera en mi vida. ¡Lo siento cariño pero será así y a ti te pasará lo mismo!

El caso es que pese a mi pensamiento sobre los bebés y que nos va estupendamente viviendo los dos solos con una tortuga y un erizo sin llantos por casa y pudiendo hacer las siestas en paz y armonía, creímos que iba siendo hora (y edad) de ir pensando en esto. Soy consciente de mi ausencia de instinto maternal, y que éste no vendrá hasta que no tenga a mi pequeñajo entre mis brazos… Bueno, esperemos que al menos me llegue unos meses antes.

Yo de momento, con uno más en casa me conformaba, pero mi marido tiene bastante claro que quiere tener dos. Yo no lo veo claro, pero es cierto que una empieza a tener una edad, y si tengo uno, prefiero que sea ahora por si luego quiero tener un segundo no pueda arrepentirme y aún esté con buena edad. Creo que la edad tope serían los 35-36 años.

Es verdad que hoy en día, la vida es diferente y todo se va alargando, como los estudios, la edad de empezar a trabajar, casarse, etc… pero lo que no cambia es el cuerpo de la mujer. Prueba de ello es que la menopausia sigue llegando sobre las mismas edades antes y en los tiempos de hoy en día, por tanto, aunque digan que hoy en día una mujer de 40 años es joven, es cierto, pero no para tener hijos.

Dicho todo esto, he decidido hacer esta especie de diario por si le sirve a alguna mujer que quiera quedarse embarazada, piense que está embarazada, ya esté embarazada o incluso ya tenga al ente entre sus brazos y quiera compartir cómo se siente en cada momento (en cualquiera de los casos).