Dar a luz en el hospital Nou d’octubre (Valencia) – Parte I

Si habéis leído algo mi blog, sabréis que el embarazo me lo están llevando desde seguro privado, aunque ya comenté que me recomendaron la matrona que hay en mi ambulatorio y estoy tan contenta con sus clases pre-parto que cuando dé a luz voy a seguir yendo donde ella para que me haga el seguimiento del puerperio.

En este post quiero comentaros cómo será mi parto en el hospital Nisa Nou d’Octubre de Valencia, para que comparéis con otros que conozcáis. Si tenéis muy claro cómo queréis que sea vuestro parto, os informo de las políticas de este hospital por si no son las que buscáis vosotras y así de antemano, si vuestro ginecólogo/a trabaja en este hospital, ya sabéis que os tendréis que buscar a otro.

Yo la verdad es que no tenía muy claro lo que quería. Luego, al asistir a las clases pre-parto te hablar del método “parto normal”, que no natural. El parto normal consiste en intervenir a la mujer lo menos posible, dejando que el parto siga su curso a su ritmo, siempre asistiendo a la mujer en todo lo posible para que esté lo menos incómoda posible durante el parto. Esto es, dejando tiempo para la dilatación, sin suministrar oxitocina (que estimula y provoca las contracciones) si no fuera estrictamente necesario, pero sin embargo, si que se apoya el suministro de una dosis baja de epidural para paliar el dolor pero poder seguir notando las contracciones y que no pierdas del todo la sensibilidad para que te sigan dando ganas de empujar y de poder llevar por ti misma el parto.

Existen muchas cosas que hacen que un parto sea normal sin tener que ser una mártir y sufrir demasiado . Os dejo un enlace para que veáis en que debería consistir un parto normal.

Bueno, pues sabiendo todas estas cosas, al ir a la consulta de mi ginecóloga, me doy cuenta que no se tiene en cuenta nada de eso y que además, directamente no se aceptan los planes de parto donde tú especificas lo que quieres hacer el día que vas a dar a luz (siempre en la medida que sea posible y sabiendo que al final te lo pueden echar para atrás por tu propia salud en caso de surgir alguna complicación).hospital

Por eso digo que os informéis si tenéis claro como queréis que sea vuestro parto y sabéis en que hospital vais a dar a luz, de qué procedimientos llevan en estos casos. Tú tienes el derecho de elegir el hospital en el que quieres dar a luz, tanto si vas por privado como si vas por público, ya que se hace un traslado de expediente y ya está.

Y ahora, como os decía, os voy a contar mi futura experiencia.

Una vez sabido todo lo que contaba la matrona sobre el parto normal, me di cuenta que en el Nou d’Octubre no se tiene muy en cuenta, ya que no se acepta ni los planes de parto.

Mi marido y yo teníamos la idea de donar la sangre del cordón umbilical a un banco público de células madres por si alguien necesita hacer uso de ellas. Sí, este banco existe, la donación es gratuita y es para que haga uso cualquier persona que lo necesite. Nosotros pensamos que para que eso se pierda, mejor donarlo para quien lo necesite, ¿no? Bueno, pues os adelanto que no se puede hacer, y nos dijo la ginecóloga que no lo hacía ningún hospital privado.

Por otro lado, ya que no se podía donar la sangre del cordón umbilical, pensamos en que mi marido, tuviese la oportunidad de cortar el cordón. Que a lo mejor llegado el momento pensaba que mejor no, pero por lo menos tener la opción. Vale, pues tampoco. Que todo está esterilizado allí dentro y que no se puede hacer…

Otra cosa que no dejan, y esto creo que en ningún hospital, es que el marido esté a tu lado en caso de que sea cesárea ya que es una intervención quirúrgica en quirófano. Opino como mi matrona, que una persona más en quirófano no molesta, pero bueno, esperemos que sea una de las mil cosas más que deben cambiar.

Para colmo de todo esto, ayer cuando fui a la revisión de la semana 38 para la 39, me dice que vuelva en una semana (lunes), y que si no ha pasado nada en esta semana, el martes ingresaría en el hospital para hacer una inducción del parto. Imaginaos mi cara de sorpresa.images

Tienen la política de no alargar el parto más de la semana 40 (que en parte yo estoy de acuerdo), pero como la semana 40 la cumpliría el jueves y las inducciones las hacen el martes, si no me pongo de parto antes, mi hija nacerá dos días antes de hacer las 40 semanas…Es verdad que tengo medio cuello del útero borrado, pero dentro de dos días hago la semana 39, aún me quedaría al menos una más.

Es decir, o la niña hace por salir sola esta semana, o nace dos días antes de tiempo sí o sí. E inducirlo ya sabes lo que significa. Oxitocina para dilatar, epidural para el dolor, etc etc…

pelota pilates¡Ah! Y no utilizan la pelota de pilates, según mi ginecóloga porque como te ponen la epidural…. Vamos que parece que nada más entras por la puerta ya te están poniendo todo el pack antiparto normal… Epidural, oxitocina, episiotomía para evitar un posible desgarro… Ni con esto se pillan los dedos. Antes de ver si se puede evitar la episiotomía ya te la están haciendo. Al menos es la impresión que me dio al hablar con ella.

Yo soy una persona que la verdad me aterroriza los imprevistos, bueno, exagero un poco, pero me gusta tenerlo todo controlado y me gusta programarme las cosas, por tanto, por un lado, eso de que si no pasa en esta semana, el martes me lo inducen, no lo veo tan mal. Es una forma de que el embarazo no pase de la semana 40, otra cosa con la que en parte estoy también de acuerdo ya que según mi punto de vista, pasadas esas semanas el feto puede tragar porquería que hay por el líquido amniótico.

La semana 40 la cumplo el jueves, pero en este hospital, las inducciones las hacen los martes, por tanto si esperan al martes siguientes estaría casi de 41 semanas y eso es lo que creo que quieren evitar. Es un poco como, no aceptamos que el embarazo supere la semana 40 y esto es lo que hay.

Al menos me ha dicho la ginecóloga que todo va muy bien para hacer un parto vaginal. Nada hace pensar que vaya a ser cesárea aunque fuera inducido. Esto es lo que más miedo me daba. La cesárea y la posterior recuperación. Es una cirugía mayor y encima mi marido no podría estar ahí.

Para mí, lo más importante era esto y al menos en principio será un parto vaginal, pero os cuento todo esto para que podáis comparar entre otros hospitales, sobre todo las mujeres que queréis un parto mucho más normal. Aquí ya sabéis que, o se os adelanta el bebé o vais a acabar siendo inducidas. Un martes, eso sí. Lo digo por si tenéis que hacer algo, os lo reservéis o cambiéis la cita…

Soy una persona que ni soy muy niñera, por no decir nada niñera. El tema del embarazo no creo que sea algo súper bonito, creo que es muy curioso como una vida crece dentro de ti, que quieres a esa personita mucho antes de verle la cara y que es algo que debemos aprovechar las mujeres, porque nuestro cuerpo es fuerte y está preparado para ello. Es una experiencia inolvidable y mi hija va a ser la niña más querida y mimada del mundo. No voy la soltarla nuca nunca nunca….

Por este motivo de no vivir el embarazo de forma tan intensa como otras mujeres, en parte, como os decía, creo que no está tan mal que sea inducido, ya que creo que no pasaré por tantos dolores como si me pongo de parto como cualquier otra mujer y como el tema de la cesárea, que es lo que de verdad me preocupaba, me lo han descartado de inicio, pues la verdad es que si no se adelanta en unos días, iré más relajada al hospital.

Pero claro, si quieres que tu parto sea lo más normal posible, os aconsejo lo primero de todo hablar con vuestro ginecólogo y si vais a dar a luz en el 9 de octubre, ya sabéis el protocolo que allí se sigue.

Espero haber servido de ayuda a todas aquellas mujeres que teníais alguna duda sobre este hospital o sobre los hospitales privados en general.