Última semana para salir de cuentas

Estoy de 39 semanas. A una de salir de cuentas.

Mañana tengo que volver a ir a revisión para que me vuelvan a colocar las correas y ver cómo va todo. De todas formas, cómo ya os comenté, si esta semana no me ponía de parto, el martes me lo van a inducir…

Esta semana cada día iba con más miedo de ir sola por la calle por si me pasaba algo, o me mareaba o cualquier cosa.

Por una parte, el parto inducido no me gusta, pero por otra, la idea de llevarlo controlado y no pasar por todas las contracciones en casa no me disgusta.

Esta semana he tenido cada día más dificultad para caminar, cada día me dolía más la pelvis y por las noches tenía bastante malestar. Sólo tengo ganas de dormir y descansar. Ya no he hecho esfuerzos y he descansado todo lo posible. Como os digo, por un lado tengo ganas de ponerme de partcuenta atras2o, pero por otro lado, si aguanta hasta el martes y lo llevo controlado, mejor.

Hace dos días, de madrugada, no podía dormir. La niña se movía muchísimo y tenía cada vez más pinchazos en la vagina. Parecía que la niña mandaba señales de que queda cada vez menos para salir.

Además cada día he ido teniendo contracciones más molestas de lo normal. Más o menos cada media hora, otras parecía que cada diez minutos, pero no son rítmicas. Parece que el momento se acerca, y por si acaso, hasta mi marido se ha dejado hecha la bolsa para dormir en el hospital.

Mañana última revisión y luego camino del hospital, porque esto se acerca, pero no creo que de hoy a mañana me pongo de parto…

Ya queda menos para contaros cómo van las cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>